Día de Publicación: 
Enviar a: 
  .
Compartir en:
  

POESÍA

DESDE EL VIENTRE AMABA YA LA POESÍA

Poemas de Adela Castillo

— Exclusiva de Culturadoor.com —

Día de publicación: 13-Septiembre-2008

Originaria de Mexicali, Baja California. Autora de cinco obras de poesía y una antologíadel foro “Poetas Unidos” que ella fundó y coordina desde Salinas, California, donde actualmente reside. Nominada al galardón “Champion of The Arts Award” que otorga el Consejo de las Artes del condado de Monterey, California.

Cuando pase el tiempo

Quizás un día quede mi beso entre tus labios
sin que ella descubra cuánto los he besado
y será mi silencio el que impida sus resabios
ignorará por siempre cuánto te estoy amando.

Y cuando los bolsillos se llenen de años
y nuestros caminos sigan rutas distintas
olvidaremos, quizás, todos nuestros engaños,
mas nunca las entregas que fueron infinitas.

Tal vez guardes lo nuestro en alguna gaveta
o leas el libro de esta bella historia,
los versos mal escritos de una ilusa poeta,
que grabó su amor profundo en su dedicatoria.

Y pasará lo nuestro, mas nuestra melodía,
la que tantas veces cantaste en nuestro lecho,
se quedará en tu alma, alma que en rebeldía,
saldrá a buscarme, a abrigarse entre mi pecho.

Y brotará una lágrima de la añoranza ajena
sobre el desencuentro de mi alma enamorada
y entonces complacida, sin siquiera una queja,
guardaré tu recuerdo debajo de mi almohada.

Príncipe de mi cuento

Desde el vientre de mi madre ya amaba la poesía
entró una noche por mi alma como sueño de luna
humedeció mi esencia con su delirante musa
entre estrellas que sonreían para mí una a una.

Ya forjaba castillos en la fantasía de un cuento,
e inventaba historias de dragones lanza fuegos
ya soñaba con el guerrero que vencía lo malévolo
Y de la princesa encantada en espera del beso.

Sí, desde mucho antes, ya era el mar mi sosiego
sus espumosas olas en perpetuo movimiento.
mecían mis atardeceres entre rayos intensos
entre caracolas sobre mi pelo que batía el viento.

El romanticismo ya vivía recostado en mi pecho,
sabía gozar bajo la lluvia lo intenso de un bolero
mi corazón ya guardaba en su latir mil deseos
sí, ya sabía de la libertad…del amor…del vuelo.

Pero, nadie, había escrito poesía sobre mi cuerpo
Ni había alimentado con su fantasía mi sueño
Ni había bajado la luna para declamarme un verso
Ni había sido de mi alma su más límpido reflejo.

Nadie me había acurrucado suave sobre su pecho
Ni me concedió un baile bajo el firmamento
Ni aquietó mi corazón al realizar mis deseos
Ni abrió la puerta de mi prisión incitándome al vuelo.

Sólo tú, tuviste la osadía de estremecer mi cielo
de ser tejido en mi piel adherido a mis huesos
ser el beso y abrazo que despertaría mi sueño
para vivirlo a plenitud con los ojos abiertos.

Sólo tú hiciste del mar nuestro firmamento
una fusión sistémica teñida de rojo intenso
de mi vientre una ola atada a tu movimiento
donde navegamos hasta eternizar el momento.

Sí, ya existía desde hace siglos, desde hace tiempo,
vagabundeaba entre lunas, soles y cielos,
sabía que no era un mito, que existía tu universo
y al descubrir que eres amor, pasión y verso
supe que habías llegado, príncipe de mi cuento.

Portadas de las obras publicadas por Adela Castillo.

No desistas

Sigue dándole a mi alma
razones para respirar,
no hagas caso cuando me niegue,
cuando hable por hablar,
porque el cielo de tenerte
es descomunal.
Y si besas la osadía
y los temores de mis labios
no habrá dudas oscilando
ni espectros que ahuyentar.

Sigue dándole a mi momento
motivos para volar;
Que la muerte no salga de su cueva
Que mis alas no dejen de aletear
Que el brillo de mis ojos no muera
Que tu amor no deje de inspirar
Que mi alma en su intento se libere
Y se una a tu vuelo en altamar.

Enamorarse es un auspicio gratis,

Sigue dándole a mi momento
el brío de amar;
Que no se apaguen las lunas de mi alma
Que tu infinito sea mi totalidad
Que tu aire sea mi oxígeno,
Que tu alma sea de mi alma su entidad.

Y si aún después de darme tu momento,
Yo sigo hablando por hablar
Y sigo abrazada a los temores
Y haciendo de la duda un temporal…

Entonces…abrázate a mis caderas,
volemos una vez y otra más…
que sea la locura nuestra cura,
y la fuerza de este amor…nuestra verdad.

Reflejo de Amor

Su amor es la ternura que subyuga mi alma
Su palabra el latido que guía mi corazón
Sus ojos son cristales que atraviesan mi espalda
Y es su amor el arma que vence a la razón.

¿Por qué parece fácil y a la vez complicado?
¿Por qué luce accesible en medio del tifón?
Se entrega totalmente con los ojos cerrados,
abre para mí un mundo bordado de ilusión.

¿Por qué me es fácil enterrar las preguntas?
¿Acaso las respuestas carecen de valor?
Será mi voz la manifestación incauta,
de una falsa rebeldía que muere en su clamor.

¿Por qué el optimismo funge como aliado?
Cuando él está cerca desvanece el temor
su alma es el péndulo que en mí llevo colgado
un talismán que aleja toda desolación.

El aroma de su esencia destila primavera,
su pecho es estallido henchido de pasión
¿Acaso el destino accedió a que yo fuera
plebeya en su reino que muere en su efusión?

Acaso he olvidado, quien creí que era
y sin pudor alguno me he bebido su amor.
Ha servido en mi mesa la más dulce quimera,
la que he devorado entre sorbos de licor.

Su amor es vida, es sueño, es entrega,
el reflejo nítido de mi misma expresión,
desplegó mis almas incitándome al vuelo,
hoy sé que por él vivo…y sin él… ya no soy.

Sólo amor

Por qué no hacerlo,
si amándote vivo en lo perfecto,
si la noche se viste de luz
engalanando de ti mi sentimiento.

Si en tus ojos bordo el amor
y estática quedo,
al amarte,
sin trabas ni impedimentos.

Obedeciendo a tu llamado,
desnudando mi alma en tu cuerpo
la que se desliza sugestiva
y baila al compás de tu deseo.

¿Por qué no hacerlo?
¿Por qué no amarte amor mío?
Si eres mi gran amor cimero
Si eres de mi pecho su latir,
el que besara un día
tu corazón austero.

Hoy te pertenezco;
Como el agua al mar…
Como el cielo al firmamento
como la magia a la luna
como el alma a su reflejo…

Soy tuya…y tú de mí…
Somos AMOR, sólo eso.

Te vas

Mi vida se hace un rito,
visitar nuestra calle
donde durmió la luna;
entre acongojadas magnolias
discerniendo locuras,
que tus caricias dejaron
sobre mi piel desnuda.

Un vuelo sin alas
que no alcanzó tu cielo,
penumbra fría,
un eco del silencio,
del recuerdo rasgado
en mudo desconcierto
que estático obstruía
nuestro armonioso vuelo.

El alma errática,
vaga triste,
vacía,
combate noches largas,
avenidas torcidas,
la luz de mis ojos…
Lejana…sombría.

Se adormece la prisa,
el tiempo no me sirve para nada.
Un nudo ahoga mi pecho
que fue alegría en mi garganta.

Al cruzar esa puerta…
Mi cuento de princesa se hizo nada,
te vas…y detrás de ti se van las hadas.

Sueño abstracto

En ese sueño abstracto
de aparente realismo
tu alma volaba
en total mutismo

Amé tu libertad
Tu libre albedrío
Tu pasión a la vida
Tu incesante delirio

Me desvestí de calma,
Me vestí de olvido
Me vestí de añoranza
De un pasado incisivo

Vuela, tu alma es libre
“Te dije, quedito”
Mas tú ya sabías
tocar el infinito

Ya sabías del amor
todos sus oficios,
no te faltaba nada
¿Por qué un nuevo inicio?

“El amor es así”
¿Y qué del meteorito?
Pregunté apresurada
Y sugeriste quedito.

“Busquemos la ensoñación,
Que no sea intento fallido
Busca tus manos amor
Bello es el recorrido”

En Fusión simbólica
Enfrentamos desafíos
Tu alma es mi cause
bebo de tu río.

Bebo de tu presente
el pasado ya es olvido
Y ¿el futuro? no importa,
sólo tú…sólo yo,
y este amor que sentimos.

Portal y foro poético coordinado por Adela Castillo: www.poetasunidos.com
Contacte a la autora: Adela_Castillo@na.dole.com

Paisaje veraniego de los alrededores de Salinas, California,
recinto de la poeta.



2 Comentarios a “Poemas de Adela Castillo”

  1. Por: Pina Phillips Lujan. en Nov 14, 2011

    Felicitaciones Adela, un saludo grande.

    Pina Phillips Lujan.
    poetisadeamor@msn.com

  2. Por: Jose Luis Moradillo en Mar 8, 2012

    Hola Adela a veces muchas veces tropiezo con tus lindos poemas y me hace recordarte, aunque siempre te tengo en mi memoria. Eres genial. Triunfaste de lo cual me alegro, yo me quedé en el camino pero eso no impide que me alegre por ti.

    Jose Luis Moradillo
    jotal25@hotmail.com

comenta

Deje un Comentario

Escriba el texto de la imagen

 

Derechos Reservados. Copyright 2010
- Número de Visitas desde 22 de agosto de 2010: 1,318,245
- Últimas 24 horas: 185