Día de Publicación: 
Enviar a: 
  .
Compartir en:
  

Discurso pronunciado durante el tributo a Miguel Méndez dentro del I Encuentro de Escritores Iberoamericanos en Estados Unidos

Muñoz y MéndezPor David Alberto Muñoz

—Fundador de Peregrinos y sus Letras, organizador del homenaje, en exclusiva para Culturadoor.com—

Día de publicación: 22-Noviembre-2008Hace tres meses, casi literalmente hablando, se me ocurrió una loca idea de tener un encuentro de escritores hispanos en los Estados Unidos. La idea no era mala, platicando con mis amigos y conocidos congeniamos en que sería una provechosa forma no sólo de dar a conocer nuestro trabajo, sino también nos proporcionaría la oportunidad de hacerle un homenaje a un escritor que representara nuestros sueños, nuestras ilusiones, nuestras luchas y conflictos. Todos aquellos que vivimos en tierras rozo azul, y que de alguna manera seguimos escribiendo en nuestra lengua natal, poseemos una inquietud muy particular, el deseo de no desligarnos de nuestras raíces mientras al mismo tiempo nos adaptamos cada día más y más a una nueva cultura, a un nuevo idioma, a una nueva forma de ser, todos vivimos una vida que nos ha cambiado con el paso de los años.Tengo que ser honesto, al principio más de cuatro se emocionaron, platicamos de hacer maravillas, discutimos sobre la logística del evento, separamos responsabilidades y demás. Sin embargo, algo que descubrí hace ya muchos años cuando empecé con la locura de organizar eventos literarios, es que a lo hora de los trancazos son pocos los que realmente ayudan por medio de su trabajo a promover nuestra cultura.El I Encuentro de Escritores Iberoamericanos en Estados Unidos se ha realizado gracias a personas e instituciones educativas que creen en la importancia de fomentar la creación literaria, de estimular a los escritores jóvenes a continuar trabajando en medio de un clima quizás adverso. Es la verdad compañeros, mucha gente no nos quiere a los inmigrantes. Pero nosotros tenemos siempre la mira de representar una imagen distinta al estereotipo que se tiene del migrante dentro de este país. Somos gente trabajadora, creativa, que me atrevo a decir es la espina dorsal que sostiene los Estados Unidos de América.Queremos agradecer de una manera formal, a las siguientes instituciones por su patrocino para lograr tener este evento que tenemos la seguridad será histórico en la historia de nuestro pueblo chicano, hispano, e iberoamericano. Agradecemos a Chandler-Gilbert Community College, Arizona State University, California State University, Stanislaus, Maricopa Community Colleges, MACHE/Maricopa Association of Chicanos for Higher Education, al programa de radio El Zaguán, a la publicación Culturadoor y a la Editorial Orbis Press, por su apoyo, no sólo económico sino también moral, sin el cual este evento no hubiese sido posible. Muchas gracias por creer en nuestra visión que es una visón dualista. Somos cada uno de nosotros, jornaleros, padres de familia, meseros, carpinteros, plomeros, estudiantes de universidad, graduados de la escuela superior, con carreras que ya le están abriendo el paso a una nueva generación. Dominamos dos idiomas, dos culturas, nuestra identidad está anclada en un pasado que no deseamos olvidar, y un presente que late fluyendo sangre viva que corre por las venas de todos aquellos que aunque a veces no nos guste, hemos cambiado nuestra forma de ser, nuestra forma de hablar, nuestro comportamiento, sin renunciar nunca por supuesto, a esa raíces que nos hacen identificarnos con los hijos del maíz. Somos una nueva generación, prole que ya ha conquistado las tierras del norte, somos profesionistas, médicos, profesores, empresarios, hombres y mujeres que buscan la superación dentro de un ideal que promete dar oportunidad a todo ciudadano que sólo cumpla con la característica de trabajar duro para lograr sus sueños.Dentro de este marco, pasamos al momento más importante de este evento. Cuando conocí a Miguel Méndez lo mire distante, lejano a mis ineptos sueños de gravedad; Méndez ya era un icono de la literatura chicana. Empecé a platicar con él por medio de sus textos, Entre letras y ladrillos, El circo que se perdió en el desierto de Sonora, Río Santacruz, El Sueño de Santa María de las Piedras y por supuesto, Peregrinos de Aztlán. De pronto, fue como que descubrí la voz de mis padres, una tenue narrativa que me embrujó para llevarme a lugares que nunca antes había conocido. Méndez, al igual que un pintor, deja plasmado en el texto literario su vivencia dentro del desierto, se convierte en un peregrino que viajó entre las letras y los ladrillos de la construcción humana, siendo testigo ocular de un pueblo que por azares del destino se convirtió en extranjero dentro de su propia tierra. Los mitos, leyendas y creaciones de su propia imaginación, presentan toda una época histórica dentro de los anales de nuestro pueblo. Es ese calor de desierto Don Miguel, ese veneno de víbora que corre por nuestros propios cuerpos, llevándonos a todos esos poblados donde surgen personajes folclóricos que expresan el sentir de pachucos, yaquis, anglosajones o migrantes, esos seres que son la verdadera voz del desierto que habla con la misma destreza de la lagartija, sin pedir disculpas por su forma de ser. Los sahuaros y las nopaleras cobran vida, de pronto todo el desierto se convierte en tu voz, levantas tu mano para secarte el sudor de la frente y saborear una gota con sabor a sal de la cual se desprende tu visón. Son cascabeles, arenales, fuegos atmosféricos, usted mismo lo dijo Don Miguel: “la sonrisa de estos lares de entraña indohispánica…”En esta noche, deseo presentar a un hombre con una larga y productiva carrera literaria, ganador del Premio Nacional de Literatura Mexicana José Fuentes Mares, nominado al premio nobel de literatura entre tantos otros. Podría leer su currículo pero me tardaría más de tres horas, y hablo en serio. Un escritor quien merece el reconocimiento de cada uno de nosotros, autores, académicos, miembros de la sociedad civil, amantes de la lectura y demás. Damas y caballeros, es un verdadero honor el presentar al padrino de las letras chicanas en español, a alguien que ya ha hecho historia dentro de la literatura mundial, a un ser generoso, de quien podemos todos aprender, por favor ayúdenme a recibir al maestro, al doctor, Don Miguel Méndez.© 2008 Fotos y textoDavid Alberto Muñoz, Ph.D.Faculty Philosophy & Religious StudiesChandler-Gilbert Community College2626 East Pecos RoadChandler, Arizona 85225-2499(480) 732-7173david.munoz@cgcmail.maricopa.edu


comenta

Deje un Comentario

Escriba el texto de la imagen

 

Derechos Reservados. Copyright 2010
- Número de Visitas desde 22 de agosto de 2010: 1,318,168
- Últimas 24 horas: 191