Día de Publicación: 
Enviar a: 
  .
Compartir en:
  

La madre sabe que su hijo está enfermo y que pronto morirá. El niño en cambio está consciente de su pobreza y por eso cree que su madre sufre porque no tendrá regalos para él. Trata de consolarla diciéndole que no pretende cosas costosas, que solamente quiere una cajita de colores y que no hay motivos para estar triste…

CREACIONES ESCOLARES/SPANISH WORKSHOP

Madre con niño enfermo, Picasso. Barcelona, Museo Picasso. Imágenes tomadas de Internet.

La navidad del niño enfermo:

Un llamado de conciencia hacia los indigentes

Por Maricela Avelar

California State University-Stanislaus

Día de publicación: 14-Agosto-2008

Cuando se habla de grandes escritores latinoamericanos no se debe olvidar a Rosa Virginia Martínez. Ella ha favorecido a la literatura latinoamericana con un sinfín de obras extraordinarias. Martínez ha dejado huella especialmente en la literatura femenina de Latinoamérica. Originaria de las riberas del Lago de Maracaibo en Venezuela, Martínez nace en el año 1915 (“Vida y obras de Rosa Virginia Martínez”). Como hija de un hacendado y una maestra rural, vive su infancia en el campo, presenciando así las condiciones miserables de las personas que ahí habitan. Desde temprana edad nace en ella una preocupación social por los desamparados, uno de los temas principales en sus obras. Otros temas recurrentes son los niños pobres, el amor y desamor, la muerte.

Cabe señalar que Martínez hizo grandes esfuerzos por sobresalir en una sociedad gobernada casi exclusivamente por el ser masculino. Es igualmente importante mencionar que no tuvo gran apoyo oficial, por lo cual ella misma optó por financiar sus libros para distribuirlos a familiares y amigos. Por esta razón sus obras no son tan reconocidas como deberían. A pesar de estas limitaciones escribió grandes temas. Entre sus obras principales se encuentran Motivos de la vida (1944) una serie de ensayos cortos, Tierra herida (1954) que se compone de historias de campesinos, La luna viene cantando (1978), y su libro inédito Aroma.

También se encuentra Viento ebrio (1952), libro de poemas al cual pertenece “La navidad del niño enfermo”, poema que es un llamado de conciencia, a través de la inocencia e ingenuidad de un niño, hacia los más necesitados de Latinoamérica; los versos presentan la triste situación que vive un infante enfermo y su afligida madre. Quiere abrir nuestros ojos a la realidad que se vive en los rincones más pobres; recordemos que la misma poeta creció entre los campesinos y tiene una gran preocupación hacia ellos.

Las condiciones de vida de los dos personajes en el poema se pueden aplicar a la triste realidad de muchas familias latinoamericanas, no sólo de aquella época, sino también del presente. ‘Estamos muy preocupados por el tema de la pobreza en América Latina que ya es un 44 por ciento de la población y el 40 por ciento de esos son indigentes que viven con menos de un dólar por día’, así lo explica el presidente del Banco Interamericano del Desarrollo, Enrique Iglesias, (Lastreto, “La pobreza en América Latina”). No es fácil imaginar las condiciones de pobreza en las que vive una persona que sobrevive con menos de un dólar por día. Ese dinero no es suficiente ni para cubrir las necesidades básicas de un ser humano. En su artículo, Lastreto también agrega que los casos más graves son los de Bolivia, Ecuador, Paraguay, Perú y Venezuela. Como podemos notar, entre estos cinco países más pobres se encuentra el país natal de Martínez. El país de donde nace este llamado de conciencia para los desamparados que viven en condiciones críticas.

Hay varios otros artículos que muestran aún más la seriedad del asunto de la pobreza. De acuerdo a Escobal y Ponce (2000) las cifras son más alarmantes ya que, dependiendo de cada país, entre el 50 y el 80 por ciento de los pobres extremos viven en las áreas rurales de Latinoamérica. Pobres extremos se refiere a personas que no tienen ni para cubrir sus necesidades básicas tales como la alimentación y servicios de salud. Y es precisamente la falta de estos servicios médicos lo que lleva a la muerte al niño en “La navidad del niño enfermo” a causa de una enfermedad, demostrando que no pudieron curarlo quizás por falta de recursos. Asimismo, un estudio del Banco Mundial también reveló el estado crítico en que vive la gente de Latinoamérica, “en Bolivia y Guatemala, por ejemplo, más de la mitad del total de la población es pobre, pero casi tres cuartos de la población indígena lo es. La pobreza entre los indígenas en Ecuador es cerca de 87 por ciento y alcanza 96 por ciento en las sierras rurales” (Da Camara y Viveros). Estas cifras son verdaderamente alarmantes.

Ya que hemos visto estadísticas aterradoras veamos más a fondo cómo la pobreza es manejada en “La navidad del niño enfermo”. Como ya fue mencionado, este poema es un reflejo de lo que Martínez fue testigo. Se puede decir que ella denuncia el estado de pobreza para abrir los ojos del mundo hacia esta triste realidad. Pero lo hace de una manera muy especial, a través del testimonio de un niño enfermo que muestra preocupación hacia los reyes magos. Él quiere que cuando vengan a dejarle su regalo no haya objetos viejos tirados por todas partes para que no se estropeen las sandalias de los reyes, “Apártalo todo con mucho cuidado, ese estante roto, y esa silla vieja… Que ningún objeto dañe sus sandalias…” (Martínez “La navidad del niño enfermo”). Aquí el niño conversa con su madre, dejándonos saber por sus palabras la humildad de su casa y la pobreza a la cual son expuestos. Pero a pesar de su enfermedad, de la cual él quizá no está enterado, le preocupa más que su casa esté digna para recibir a los visitantes. La miseria se muestra de forma un poco indirecta, ya que el niño da a entender que viven en una casa vieja y con muebles muy desgastados. Pero más que nada, la pobreza está implícita. Si ellos no fuesen pobres, quizá la escena se diera en un hospital, o durante alguna cena con familiares y amigos. Pero no, Martínez en cambio nos presenta la conversación que el niño tiene con su madre en una noche fría y en una casa marginada. La madre no puede decir palabra por el gran dolor que trae en su corazón al saber su hijo agonizante.

Pensará el lector que no hay nada de extraño que un niño enfermo desee que los reyes magos le traigan regalos en la navidad, es lo que todo infante desea; pero es precisamente la sencillez del regalo que pide lo que hace reflexionar a cualquier lector. Veamos la estrofa en la cual se revela la petición (Martínez, “La navidad del niño enfermo”).

No sé por qué sufres, cuando sólo quiero

pequeña cajita con varios creyones;

así tendré todo: la fuente, el lucero,

la casita blanca, nardos en botones.

Como se observa, el pequeño solamente pide una cajita de colores para dibujar tantas cosas. En su humilde mente no hay cabida para regalos costosos ni exuberantes y hasta él mismo reconoce que ese tipo de objetos son para los pudientes, “…No espero ni grandes ni chicos extraños juguetes de bellos colores, Pues es privilegio de los niños ricos…” (Martínez “La navidad del niño enfermo”). También el niño piensa que solamente necesita tener colores para dibujar todo lo que desee, de esta manera podrá tenerlo todo pues su imaginación no tiene los límites que tiene su pobreza.

Martínez utiliza la voz del pequeño para contar la historia. Tener al niño como narrador es una técnica que añade autenticidad al relato, ya que con su inocencia el protagonista mismo cuenta la situación en que vive. Al usar esta técnica, Martínez también conmueve más al lector, porque las palabras reflejan una ternura inmensa difícil de contener el llanto.

¿Qué piensas?… ¡Oh, madre! ¿Por qué la tristeza

vela en tus pupilas la lumbre infinita?…

¿por qué vacilante, doblas la cabeza,

con afán perenne de rosa marchita?

Esta estrofa muestra la tristeza de la madre. Ella sabe que su hijo está enfermo y que pronto morirá. El niño en cambio es tan ingenuo, tan puro, que solamente está consciente de su pobreza y por eso cree que su madre sufre porque no tendrá regalos para él. Trata de consolarla diciéndole que no pretende cosas costosas, pues sabe que son pobres, que solamente quiere una cajita de colores y que no hay motivos para estar triste. Y es así como termina el niño por dormirse, ya que tiene fiebre y está delirando. En ese delirio le pide a su madre que no cierre la puerta para que los reyes no piensen que la casa está vacía.

El poema termina con la voz de un narrador en las últimas tres estrofas contando con que inocencia y tranquilidad se duerme el niño para siempre, soñando que dibuja con sus colores.

Martínez también utiliza la voz del narrador para relatar un poco más lo que se vivió a la mañana siguiente de la muerte el niño:

Tuvo muchas rosas regadas con llanto,

colores del alba, oración de angustia;

menos la cajita que soñara tanto,

en las navidades, de esperanza mustia.

Aquí la poeta nos presenta un final triste y dramático porque, a pesar que el infante murió tranquilo y soñando que era feliz con sus colores, la realidad es que sucedió sin obtener su tan soñada cajita. Esto es una vez más muestra de la dolorosa realidad en que viven los marginados en Latinoamérica. Al concluir con un este desenlace, Martínez enseña que así es la realidad de los pobres, triste.

Para concluir, sólo queda destacar que a pesar que Rosa Virginia Martínez no logró crear mucha fama con sus obras, por falta de recursos materiales, sus obras son excelentes. Ella es digna representante de la literatura latinoamericana femenina, es un gran ser humano por su amor a la literatura ya que cuenta con una fina producción de poesía, prosa, cuentos y teatro infantil; y además es reconocida por sus luchas sociales por los más débiles. Viento Ebrio, una de sus grandes obras, trata temas importantísimos como la pobreza, los campesinos, y los niños pobres y marginados como en el poema aquí analizado. De esta manera es cómo denuncia la situación del marginado en Latinoamérica y hace una llamado de conciencia.

Contacte a la autora: avelar19844@yahoo.com

Obras citadas

Da Camara, Patricia, y Alejandra Viveros, comps. “Pueblos Indígenas, Pobreza y Desarrollo Humano en América Latina: 1994-2004.” Groupo Del Banco Mundial. 18 mayo del 2005. Banco Mundial. Accessado el 27 mayo del 2008 <http://go.worldbank.org/TXWP6Y78NO>.

Escobal, Javier y Ponce, Carmen. “Innovaciones en la lucha contra la pobreza rural en

América Latina”. Accesado el 25 de mayo del 2008.

Lastreto, Rodrigo. (2005). “La pobreza en América Latina”. Noticias Económicas: lo Destacado. Univision.com. Accesado el 25 de mayo del 2008.

“Vida y obras de Rosa Virginia Martinez”. Poesía Latinoamericana Femenina.

http://www.geocities.com/Paris/Parc/3114/rvm102.html. Accesado el 18 de mayo del 2008.



1 Comentario a “La navidad del niño enfermo: Un llamado de conciencia hacia los indigentes”

  1. Por: jose antonio trejo en Sep 28, 2011

    Por favor mándeme el poema completo, por favor es muy hermoso…

    jose antonio trejo
    adjesus83@hotmail.com

comenta

Deje un Comentario

Escriba el texto de la imagen

 

Derechos Reservados. Copyright 2010
- Número de Visitas desde 22 de agosto de 2010: 1,280,027
- Últimas 24 horas: 162