Día de Publicación: 
Enviar a: 
  .
Compartir en:
  

CULTURA POLITICA

* Hasta aquí llegó el desprecio
* Sacaremos a legisladores racistas
* Boicot al alcohol

Por Manuel Murrieta Saldivar

PHOENIX, ARIZONA.- “Esto ya no es una lucha sino que es la guerra” definió el dirigente de Inmigrantes Sin fronteras, Elías Bermúdez, durante su discurso frente a miles de manifestantes que se reunieron este lunes 9 de enero frente al capitolio estatal para protestar contra leyes racistas y discriminatorias—suspender ciudadanía a hijos de indocumentados, criminalizar a los mismos, penalizar a quienes los contraten, reducción de oportunidades educativas, construcción de muros fronterizos, etc.

Consciente de que dentro del edificio de la legislatura se encontraban congresistas arizonenses y la gobernadora Janet Napolitano, luego del informe anual de su gestión, Bermúdez arremetió contra quienes promueven “leyes absurdas” que recuerdan al nazismo, a los campos de concentración y el holocausto judío.

Contradijo a la misma gobernadora quien, minutos antes en su discurso, había anunciado no sólo la intervención de la guardia nacional norteamericana para proteger la frontera de Arizona con México, sino también una inversión de cien millones de dólares para la construcción de un muro de 50 pies de alto. Al respecto, Bermúdez manifestó que esa no es la solución ya que los migrantes construirán a su vez “una escalera de 51 pies para brincarse ese muro”.

Antes, a manera de metáfora para ejemplificar el nuevo activismo de los migrantes y la comunidad latina, expresó que “somos un capullo cuyo dolor es más duro de estar apretado y ahora germinará como una liberación. Esta marcha es un ejemplo de que la comunidad ya no estará callada jamás”.

Inmediatamente, en uno de los clímax de su arenga, coreó en voz alta que “¡hasta aquí llegó el desprecio, hasta aquí llegó el abuso, la timidez y el maltrato!”. Concluyendo con un “no más leyes antiemigrantes” repetido en tres ocasiones y seguido por miles de gargantas.

En otra intervención clave, el líder social demandó a que la iniciativa privada que se beneficia de la mano de obra barata de los indocumentados utilice también su poder económico para lograr una reforma migratoria que beneficiaría prácticamente a toda la sociedad.

Anunció la instauración de una ley seca para todo el mes de febrero ya que al bajar las compras de bebidas alcohólicas tanto las compañías fabricantes como en los impuestos se dejarían de generar miles de millones de dólares, “además de hacerse ver el impacto económico de la comunidad latina”.

Igualmente, como otra acción práctica, proclamó la elaboración de campañas para hacer ciudadanos a los ya residentes hispanos a fin de que el voto latino sea el que, a final de cuentas, haga “correr a los legisladores racistas” de sus puestos y de estos territorios “de donde salieron nuestros antepasados”.

Al finalizar su intervención, Elías Bermúdez inició el tradicional slogan del líder campesino César Chávez, “¡si se puede!”, primero coreado en voz baja hasta ir subiendo de volumen seguido por los manifestantes cuyo grito retumbó las paredes del capitolio y recintos del gobierno estatal.

TÁCTICAS DE “GUERRA”

La jornada se caracterizó por una perfecta logística y organización, que incluyó equipos de sonido, personal de seguridad y limpieza, transportación vehicular, templete y hasta la prohibición de símbolos de países latinos. Incluso, se había pedido que no se portaran camisetas exaltando luchas radicales ni nacionalismos extremos, para no crear provocaciones ni dar pretexto a las intimidaciones. No fue respetado del todo ya que se pudieron apreciar jóvenes que portaban imágenes del Che Guevara, de la Guadalapana y de motivos mexicanos tricolores.

En cambio, se exaltó el deseo de acoger a los Estados Unidos como un nuevo hogar y hasta se cantó del himno nacional norteamericano; igualmente, se invitó a los pocos legisladores ahí presentes que apoyan la causa del migrante. En este sentido, hicieron uso de la palabra los legisladores Steve Gallardo, David Lujan, Kyrsten Sinema y el reverendo Jarret B. Maupin, todos prometiendo continuar la lucha por los derechos laborales, civiles y políticos de los migrantes y la comunidad latina en general.

Contacte a Manuel Murrieta: editor@culturadoor.com


  1. 1 Trackback(s)

  2. Sep 27, 2010: CULTURAdoor » » Culturadoor 49
comenta

Deje un Comentario

Escriba el texto de la imagen

 

Derechos Reservados. Copyright 2010
- Número de Visitas desde 22 de agosto de 2010: 1,859,285
- Últimas 24 horas: 6