Día de Publicación: 
Enviar a: 
  .
Compartir en:
  

MIGRANTES

Depende de nuestra determinación y buena voluntad el que tengamos el mecanismo legal para entrar y salir libremente de Estados Unidos y no por el desierto…

Por Leo Cervantes
—Fundador y Director Ejecutivo de Emigrantes sin Fronteras—
Especial para CULTURADOOR

PHOENIX, ARIZONA. Las elecciones del pasado 7 de noviembre de 2006 dieron una oportunidad histórica a la comunidad hispana en los Estados Unidos. No sólo fuimos un factor determinante para el triunfo o la derrota de algunos candidatos sino que, además, hubo una efervescencia política de personas que nunca habían participado en elecciones en este país. El trabajo realizado por miembros de muchas organizaciones a nivel local y nacional, otorgó un poder y un orgullo nunca antes realizado. Esta participación ciudadana y, muy en especial, de los indocumentados, nos dio un sentir de que somos de aquí y no de allá. Que valemos, que nuestro destino está en nuestras manos y que nuestro esfuerzo vale la pena.

Unidos redoblando esfuerzos

Ahora tenemos que redoblar esfuerzos y no sentarnos en nuestros laureles. Ahora tenemos que poner a un lado nuestros egos personales y unirnos como uno solo y buscar la realización de nuestro ideal: Una reforma migratoria justa e integral.

El congreso de Estados Unidos ha cambiado de partido. Este cambio no dará, necesariamente, una aprobación automática a nuestra petición. El hecho de que el congreso esté en manos de los demócratas, facilita e incrementa las posibilidades de que se apruebe una ley migratoria que favorezca a nuestra comunidad. Sin embargo, es nuestra responsabilidad y nuestro deber el que exijamos, a los demócratas, el cumplimiento de su promesa de campaña a la mayor brevedad posible.

Todos los que sufren el estigma de ser indocumentados estarán de acuerdo conmigo de que urge una solución a su problema. Todos los activistas y todas las organizaciones que luchan por el bienestar del indocumentado tenemos la responsabilidad de actuar desinteresadamente y abogar por un acuerdo migratorio factible y realizable. Debemos dejar a un lado nuestras ideologías y perjuicios personales para promover una reforma migratoria que pueda ser aprobada tanto por los demócratas como por los republicanos y la Casa Blanca.

Expongo ante cada uno de ustedes mi propuesta:

• Proceso migratorio de una visa de trabajo, por parte del empleador, renovable cada 3 años. Esta visa debe de tener todas las garantías laborales que protejan a todos los trabajadores a través de leyes laborales existentes. Debe de ser transferible para que el trabajador pueda cambiarse de trabajo según la oferta de pago. Los empleadores solicitantes pueden ser de cualquier industria u oficio, incluyendo sindicatos, centros laborales y agencias de empleo. El máximo periodo de espera no debe de exceder 14 días. Esta visa debe de ser otorgada primeramente a todos los que ya están residiendo en Estados Unidos y simultáneamente a los que necesitemos que aun vivan en sus países de origen.

• Para las personas que han echado raíces en este país y que desean permanecer aquí y llegar a ser ciudadanos estadounidenses, se utilizarán leyes migratorias existentes con cambios a ciertas regulaciones. Primero, peticiones familiares, remover las limitaciones numéricas de visas de inmigrantes que se otorgan anualmente; de esta forma, se reduce la lista de espera a seis meses. Segundo, remover la certificación laboral para que los empleadores puedan peticionar a sus empleados para una visa de inmigrante permanente sin tener que comprobar indispensabilidad. Estas medidas nos darían el camino hacia la ciudadanía.

• Exigir al congreso estadounidense que se aplique la ley que existía antes del 1996. Esto removería el castigo de los 3 y 10 años así como también permitiría a todas las personas que tuvieron cargos criminales menores y deportaciones previas a que tengan audiencias ante jueces de emigración para que se determine justamente su elegibilidad para convertirse en residente permanente o ciudadano de Estados Unidos.

Esta es mi propuesta. No la rechacen, estúdienla. No la critiquen, mejórenla. Estamos ante una oportunidad histórica de lograr el triunfo. Depende de nuestra determinación y buena voluntad el que tengamos, muy pronto, el mecanismo legal para que nuestra gente pueda entrar y salir libremente con su frente muy en alto por los puertos de entrada y no por el desierto. Depende de nuestra habilidad de compromiso y nuestra dedicación el que en los primeros días del 2007 se logre la reforma migratoria que tanto necesitamos y anhelamos. Te invito a que seas parte de la solución para dejar de ser parte del problema.

Elías Bermúdez es el fundador y Director Ejecutivo de Emigrantes sin Fronteras. Puedes comunicarte al correo electrónico: eldovar@hotmail.com

Ayuno Espiritual

El activista y director de Inmigrantes Sin Fronteras, Elías Bermúdez (en la foto), anunció que se encuentran convocando a distintas organizaciones y grupos religiosos para participar en un ayuno espiritual pro reforma migratoria. “No se trata de un movimiento laboral, tampoco de buscar la confrontación, sino por el contrario la unidad” dijeron los organizadores; e invitaron a todas las iglesias, sea cual fuere su credo o denominación, para que se unan y ejerzan mayor presión para instar a la nueva legislatura de mayoría demócrata a aprobar la reforma migratoria. El ayuno tendrá lugar a partir a partir del 29 de enero, cuando ya esté instalada la nueva le-gislatura y se llevará a cabo por un término de siete días, tratando de motivar la solidaridad. Tentativamente, la sede será el templo de San Javier. La imagen muestra al señor Bermúdez durante la celebración de su cumpleaños, que se convirtió en un acontecimiento político y social al recibir parabienes de su pléyade de amistades de todas las clases sociales. Más información al teléfono 602-255-0123.


  1. 1 Trackback(s)

  2. Oct 10, 2010: CULTURAdoor » » Culturadoor 54
comenta

Deje un Comentario

Escriba el texto de la imagen

 

Derechos Reservados. Copyright 2010
- Número de Visitas desde 22 de agosto de 2010: 1,859,285
- Últimas 24 horas: 6