Día de Publicación: 
Enviar a: 
  .
Compartir en:
  

La poesía de Aguilar Mora es trepar el árbol de la palabra misma para perderse en el deseo de vivir aun cuando nos llega la noche. Ahí es cuando volvemos a nacer en otro mundo, ahí es cuando nos encontramos con el otro.

RESEÑA

Imagen de portada

Jorge Aguilar Mora. Epifanía. Ediciones Azar, Chihuahua, México 2011

Por Mario Escobar

poemario@umd.edu

—Exclusiva de Culturadoor.com desde Columbia, Maryland—

Día de publicación: 15-Julio-2012

Leer es llegar y perderse en el espacio de un individuo al que se le atribuye la facultad de empujarnos al abismo de la percepción: proceso que permite interpretar el  entorno interno del lenguaje donde se manifiestan los fenómenos que rompen las distancias. Romper la distancia no significa un acercamiento a lo remoto, sino un paseo por los deseos que hemos abandonado. Pocos son los poetas que manejan gran sabiduría para abrir el mundo de la palabra. Epifanía (2011) de Jorge Aguilar Mora tiene el poder microscópico de la sabiduría para pasearnos por  el mundo de la palabra, para involucrarnos en el proceso de transformación contra las nociones que coartan la libertad de movimiento. Aguilar Mora lanza la frase y el lector la recoge para lanzarla contra la razón que no produce sentimientos. El poeta lanza la frase y “Espera que el mundo pase a recogerla”.

Sin dejar atrás la deuda con la ética de Espinoza o de Gilles Deleuze, Aguilar Mora nos entrega un mundo “tan abierto que rechaza las heridas”; heridas que producen chatura y miedo a enfrentarnos. Cada poema de este libro nos señala la travesía para contemplar al cuerpo hecho de frases. Un cuerpo atrapado en los Centros pero a su vez tan abierto y tan intenso en la plenitud de la Belleza humana. Los veinticuatro poemas son un constante encuentro de múltiples perspectivas. Un encuentro que no tiene un denominador común porque recorre de punta a punta los tonos de la respiración capaz de hacernos ver las distracciones que nos imponemos.

Epifanía se publica en el 2011, cuando en el siglo XXI, a pesar de su corta edad, nos engaña poniendo todo a la vista por medio de la tecnología. El ser humano de hoy día piensa que puede encontrar y ver todo a través de los alcances del homo technologicus. El homo technologicus, al igual que sus antepasados, sigue creando Centros. Aguilar Mora lo sabe y, con gran tranquilidad, nos saca de esa angustia. Existimos siempre dentro de los Centros. Antes esta idea, la palabra del autor se preocupa y, por tal, se muestra desnuda llena de dinamita para deslizarse a su propia naturaleza del deseo elevado al mundo espiritual aún cuando se ve dentro de los Centros.

Su primer poema, sin título, nos traslada al espacio de la metamorfosis constante donde ocurre el encuentro consigo mismo. Aguilar Mora entrega lo “fiel de los instantes, la forma de mi siempre” para llevarnos “más allá de la piel”.  Sus poemas, alejado de las preposiciones, están escritos para preguntar qué significa convivir. Cada poema no cae en una simple colección de impresiones o catálogo de percepciones, sino que es un perpetuo flujo de movimientos.

El poemario de Aguilar Mora, tiene su punto decisivo que me parece es “El ojo de agua”, el único poema que aparece con título. El título no es errado ya que de su lectura podemos concluir que el poeta llega a los horizontes del sentir poético para arrebatarle los instantes y romper los límites que se imponen y nos hace olvidarnos de la VIDA. Esté poema nos recuerda que salirse de los Centros es caer en otro Centro y lo único que queda es poner la lupa en su lugar y desvestir el ojo de su inocencia para que no caiga en la soberbia que coarta la libertad porque “aunque el Centro esté amurallado y cada una de sus puertas tenga un nombre memorable”  ir “más allá de la piel” es la única manera de vivir.

La poesía de Aguilar Mora es trepar el árbol de la palabra misma para perderse en el deseo de vivir aun cuando nos llega la noche. Ahí es cuando volvemos a nacer en otro mundo, ahí es cuando nos encontramos con el otro.


comenta

Deje un Comentario

Escriba el texto de la imagen

 

Derechos Reservados. Copyright 2010
- Número de Visitas desde 22 de agosto de 2010: 1,318,255
- Últimas 24 horas: 190