Día de Publicación: 
Enviar a: 
  .
Compartir en:
  

Sangre mía, sangre del alba,

sangre de luna partida,

sangre del silencio.

(epitafio)

-Susana Chávez

POESÍA

Imagen de la poeta Elizabeth Cazessús

Imágenes del autor

Por Elizabeth Cazessús

e_cazessus@yahoo.com.mx

— Especial de Culturadoor.com–

Día de publicación: 20-marzo-2014

Decenas de veces me han pedido un currículo que reseñe mi trayectoria, esta vez no lo entregaré. Diré que tuve que inventarme un sueño, un ideal, una ilusión, una pasión ardorosa, un nuevo mito, un viaje, porque la realidad era increíble por tanta fatalidad. En mayo 2012 realicé el recital CONJURO, Diosa de la poesía latino americana  le rendí un homenaje posmortem a Susana Chávez, poeta asesinada en CD. Juárez. Acercarme a esta herida transformó  mis sentimientos y es  así como nace HIJAS DE LA IRA (Cazessús, Elizabeth. Nódulo Ediciones, Tijuana, BC. 2013. Portada de Luis Alderete, artista plástico tijuanense), con esa decepción, esa caída abrupta,  esa pesadilla que llega al extremo en estos días fatales, que no quisiera que existieran.

Desde que empecé a escribir mi diario en la adolescencia me di cuenta que lo único que tenía eran las palabras; la poesía que me habitaba era parte de esta desgarradura, este grito, y mordedura. La verdad es inevitable cuando las palabras son el instrumento de tu vida. La imaginación es la puerta a otro mundo.

Si pudiéramos hacer cuentas de los daños que ha generado la violencia en México, en las últimas décadas, no podríamos escenificar tanto horror; aunque aparezca en el cine, la televisión, por el internet,  en los diarios, con todo la palabrería y demagogia no menos inaceptable más los “presuntos culpables”. Reunir las páginas  como para decir que estamos conscientes y somos sensibles de lo que pasa,  ya no hace falta. Ni Javier Sicilia pudo, ni la madre Teresa de Calcuta, ni los “santos peregrinos”, ni el memorial de las víctimas de la violencia; porque pedir justicia en mi país, se convierte en una clemente oración frente al estado laico que también cedió sus principios constitucionales.

La cultura de la dádiva desarrollada por organizaciones y consorcio empresariales y el Estado que han creado el teletón, el kilo de ayuda, el redondeo, la cruzada contra la hambruna, etc.; reflejan este  maniqueísmo filantrópico que ha venido a sustituir la defensa justa de los derechos humanos, y que decae en un chantaje de sensiblería barata y de telenovela.  Esta misma realidad nos ha rebasado ante el ya basta! por decir algo coherente, seguir sin aceptar lo inaceptable y vivir en resistencia con ello. La enajenación en que se vive en México, ha llegado a la aceptación de empresas que trabajan como mafias y mafias que trabajan como empresas.

Mientras el gobierno de México se presente como un “país quebrado” y sin fronteras, y la cúpula política sin oídos para  asumir  la crítica política, el análisis serio y la voz de sus ciudadanos, mientras se invente  reformas legislativas como un engaño más o parche a los problemas nacionales, y  nos condene como país, en su “auto condena”; y el machismo siga siendo  la ideología imperante en la vida familiar,  y en extremo perverso en las organizaciones de traficantes sea la siembra del miedo;  la ingobernabilidad y la  corrupción serán la causa de la descomposición social ante la falta del ejercicio de la justicia, un “marco  social normal” de nuestra situación política para la escena trágica.

Parece que los dueños del mundo aliados con los del país, nos han ganado la batalla y no hay misericordia, ni piedad, ni amor al prójimo. Todo es una terrible simulación, desde que los seres humanos pasamos a ser un número en la estadística, un deseo por manipular, un individuo sin individualidad a quien esclavizar, un sujeto conforme y conformado en tiempos de globalización. Y aunque somos más los inconformes, no hemos encontrado las formas de organizarnos mundialmente, para darle la batalla al enemigo explotador  mundialmente organizado, con el poder y medios para hacerlo. El neoliberalismo sigue con su paso impune.

La poesía del dolor del mundo  seguirá como un grito en las márgenes del desierto.  Así estos poemas surgen en el momento en que reina el caos, con la amenaza a cuestas, la indignación entre la bruma del abuso social, que implica todos los dolores, ante la pérdida de lo que por derecho natural nos corresponde y que ha sido violentado, dejándonos  sin voz, estáticos.

Por lo mismo me levanto de esta ruina y del silencio, en nombre de las HIJAS DE LA IRA,  rehenes de la impunidad y de lo que no tiene derecho.




2 Comentarios a “HIJAS DE LA IRA, POEMAS DEL DOLOR DEL MUNDO”

  1. Por: Angela González en Mar 23, 2014

    Exclente, tu poesía habla por si misma. Felicidades.

    Angela González
    angelagonzalezrangel@gmail.com
    http://mangelagonzalez.carbonmade.com/

  2. Por: Hosting en Sep 26, 2016

    “Insomnio” es el primer poema del libro, expresa la angustia y soledad que experimenta ante un mundo que no acaba de comprender, por lo que llama a Dios, pero Dios guarda silencio.

    andrew27@gmail.com

comenta

Deje un Comentario

Escriba el texto de la imagen

 

Derechos Reservados. Copyright 2010
- Número de Visitas desde 22 de agosto de 2010: 853,930
- Últimas 24 horas: 477