Día de Publicación: 
Enviar a: 
  .
Compartir en:
  

La importancia de dirigir “las ruinas indias” a una audiencia infantil es para enseñarles acerca de la historia de América, de sus ancestros, grupos indígenas que en el pasado tenían poder y de la caída de estas civilizaciones.

CREACIONES ESCOLARES

edad de oro

California State University Stanislaus

Dr. Manuel Murrieta, instructor del taller y editor. Contacto: mmurrieta@csustan.edu

Se agradece la participación  de la estudiante Maira Lujano

Día de publicación: 27-noviembre-2020

Conservando nuestro origen

No es de más valor una persona europea que una latinoamericana. Muchas veces he visto personas que se avergüenzan de sus raíces y desean haber nacido en un país europeo o ser de la cultura norte americana. Minimizan la cultura latina sin saber no hay nada con más valor que saber de su historia y de sus raíces, así como también aprender de la cultura, independientemente de donde provengan. José Martí fue un escritor cubano nacido en Habana en 1853 en el periodo del modernismo. Este escritor cubano fue uno de los fundadores del modernismo, ocupando el primer lugar en los terrenos de la prosa según el libro Ensayos y Crónicas por José Olivio Jiménez (Olivio Jiménez 11). Los autores de este periodo, de acuerdo al libro Huellas de las literaturas hispanoamericanas, por el autor John F Garganigo, “hablaran de una ‘generación nueva que en América profesa el culto del Arte puro, y desea y busca la perfección ideal.’ Idealismo que no quedará restringido al arte…” (Garganigo 216). Esto quiere decir que los autores de esta época en busca de un mundo ideal. Este escritor modernista a pesar de ser hijo de padres españoles se dedicó en vida a la luchar por la causa de libertad en Cuba y ante la amenaza del expansionismo de los Estados Unidos. José Martí, fue un escritor muy destacado para su época que siempre lucho por conservar las raíces latinoamericanas y defender a los indios de América. Este autor empieza a escribir una revista infantil la cual llamó La Edad de Oro. En el libro, Sus mejores páginas, el autor Raimundo Lazo, “El hombre que él era y que anhelaba que fueran todos los hombres y el amor creativo y servicial al niño, llenan, avaloran y embellecen la obra de Martí”, (Lazo XXV). Estas palabras del autor Lazo se refiere que como Martí era una persona trasparente, el deseaba que las personas también lo fueran. Las ganas de Martí por crear a una sociedad justa, con educación y morales lo llevó a crear obras maravillosas y crear con ello el arte. Es por eso que en la revista la edad de oro, el autor describe en “las ruinas indias” a América y a los indígenas. El propósito de mi trabajo es analizar qué importancia tiene que el autor José Martí haya escrito “las ruinas indias” a una audiencia infantil.

La importancia de dirigir “las ruinas indias” a una audiencia infantil es para enseñarles acerca de la historia de América, de sus ancestros, grupos indígenas que en el pasado tenían poder y de la caída de estas civilizaciones. José Martí vivió por mucho tiempo en Cuba y también le toco explorar y vivir en otros países latinoamericanos. Por esta razón el aprendió mucho de la historia y de las culturas americanas. En “las ruinas indias”, Martí menciona, “No habría poema más triste y hermoso que el que se puede sacar de la historia americana. No se puede leer sin ternura, y sin ver como las flores y plumas por el aire, uno de esos buenos libros viejos forrados de pergamino que hablan de la América de los indios, de sus ciudades y de sus fiestas”, (Martí 93). En esta parte del poema, el autor les está diciendo a los niños como es muy bonita la historia de los antepasados, pero a la vez que también es muy triste porque así cómo los indios vivían, fue una época hermosa, en que las tradiciones tenían mucho valor y sus fiestas eran en grande, pero fue destruida a la llegada de los conquistadores. Cuenta que la primera civilización que existió en México fueron los toltecas, pero después de esta civilización, llegó la civilización de los chichimecas, que con rudeza se apropiaron del país para después ser despojados por los pueblos libres que se unieron al mando de aztecas, hasta la llegada de los europeos. El autor relata, “…los españoles no amedrentaron a los héroes indios; pero no querían obedecer a sus héroes el pueblo fanático, que creyó que aquéllos eran los soldados de dios, Quetzalcóatl que los sacerdotes le anunciaban que volvería del cielo a libertarlos de la tiranía.” (Martí 97). Lo que quiere decir es que los indios que ya se habían hartado de la opresión que estaban causando los Aztecas, entonces cuando llegó Cortés, los indios se les fueron uniendo creyendo que era el dios que los salvaría de esa opresión. Martí menciona en el poema, “El quetzal es el pájaro hermoso de Guatemala, el pájaro de verde brillante con la larga pluma, que se muere de dolor cuando cae cautivo, o cuando se le rompe o lastima la pluma de la cola”, (Martí 93). El quetzal es utilizado como representación de América; porque el pueblo esta adolorido como el quetzal cuando le quitan sus plumas, al pueblo, los españoles le han quitado sus riquezas. Dentro del mismo poema el autor, antes de la llegada de Cortés, Martí describe a dos tipos de civilizaciones indígenas que existían en América. El autor menciona, “Unos vivían aislados y sencillos, sin vestidos y sin necesidades, como pueblos acabados de nacer; …Otros eran de pueblos de más edad y vivían en tribus, en aldeas de cañas o de adobe, comiendo lo que cazaban y pescaban y peleando con sus vecinos. Otros eran ya pueblos hechos…”, (Martí 93). Podemos ver como el escritor escribe como son diferentes las tribus; que mientras unas no estaban tan civilizadas y andaban sin nada, si la necesidad de portar vestimenta, otros ya tenían más riquezas y ya eran comerciantes. La ciudad más civilizada era Tenochtitlán. Martí les describe a los niños una ciudad hermosa donde se practicaba mucho lo comercial y donde los niños desde muy pequeños eran enseñados a trabajar en el campo, así como también a realizar trabajos manuales y a defenderse por sí solos. Pero no solo eso aprendían, también eran enseñados a cantar, bailar y tenían lecciones de lanza y flecha. Martí sin duda alguna, quería demostrar a los pequeños una historia que quizás en las escuelas nunca se les enseño.

Otra importancia que tiene que Martí se dirija a una audiencia infantil, es para hacerles concientizar que se tiene que sentir orgullosos de sus raíces latinoamericanas, que no hay nada que envidiar a las demás culturas; o si no son latinoamericanos que sepan que en la cultura latinoamericana es muy interesante al igual que las demás. “Se hace uno de amigos leyendo aquellos libros viejos. Allí hay héroes, y santos, y enamorados, y poetas, y apóstoles. Allí se describen pirámides más grandes que las de Egipto; y hazañas de aquellos gigantes que vencieron na las fieras; y batallas de gigantes y hombres’ y dioses que pasan por el viento echando semillas de pueblos sobre el mundo; …”, (Martí 95). El escritor les menciona que en la historia de la América existió todos estos estos tipos de personajes; y que, así como hubo historias de amor, también hubo historias de sacrificios, de dolor, de superación y momentos en que se debía tener fe. Todo eso también posee la cultura latinoamericana como en todas las demás culturas. Mediante una pequeña comparación, Martí demuestra que sí en alguna otra cultura existe un rey o algún héroe, en la historia americana también existe y es igual de importante. “Hay reyes como el chichimeca Netzahualpilli que matan a sus hijos por que faltaron a la ley lo mismo que dejo matar al suyo el romano Bruto”, (Martí 95). Las culturas indígenas, eran unas personas muy rectas, seguían las reglas al pie de la letra, y si algo que no era permitido se castigaba con el sacrificio, tratase de quien tratase. Se menciona en las ruinas indias, “¡Que novela tan linda la historia de América!”, (Martí 105). Puesto que en América sucedieron muchas cosas, algunas muy tristes, otras muy asombrosas otras crueles, el autor hace la comparación de una novela con la diferencia que esta, si es una historia real.

El escritor Martí escribió Las ruinas indias con el propósito de dar a conocer a los niños la otra versión o una perspectiva diferente de la historia americana. Puesto en la primaria, en México, a mí me enseñaron que los españoles nos conquistaron, más nos ocultaron de todas esas atrocidades que los españoles hicieron con los Aztecas y la gente indígena. Hasta hace poco aprendí que el termino conquista no es apropiado, para describir que los españoles hayan llegado a América. Por ejemplo, en el libro de Garganigo se menciona, “Si durante casi cinco siglos pudo hablarse eurocéntricamente de un ‘descubrimiento’, ello se debe a las peculiaridades circunstancias históricas y sociales que determinaron un escaso conocimiento de las culturas prehispánicas: que en la actualidad reconocemos en toda su riqueza y complejidad…por lo tanto, no se tratará sobre la narrativa del descubrimiento sino sobre la narrativa del encuentro”, (Garganigo 42). Es decir, Garganigo menciona que, durante muchos años la historia se nos ha estado contando desde una perspectiva europea, y no desde la perspectiva americana. Se supone que Colón cuando llegó América, ya estaba habitado por los grupos indígenas, es por eso que el término descubrimiento no es válido. Mientras que este término es utilizado, mucha gente piensa que es de esa manera porque así se les enseño, también creen que los aztecas eran unos salvajes que si se necesitaba ser conquistados ya que hacían muchos sacrificios. En el Poema “Las ruinas indias” se menciona, “La superstición y la ignorancia hacen bárbaros a los hombres en todos los pueblos. Y de los indios han dicho más de lo justo en estas cosas los españoles vencedores, que exageraban o inventaban los defectos de la raza vencida, para que la crueldad con que la trataron pareciese justa y conveniente al mundo”, (Martí 96). Martí tenia conciencia acerca de esta versión del encuentro puesto que decide contarles a los pequeños, para que tenga una idea de la historia real. En este poema también se menciona que todo los que algún día existió, hecho por los indígenas, y que ya no existe, solo quedan pequeños pedazos de las grandes obras que construyeron. Los maltratos que sufrían eran inhumanos, y toda esa crueldad con la que fueron tratados, fue fuente de inspiración para muchos autores como, por ejemplo, El Fray Bartolomé de las Casas y Bernal Díaz del Castillo, que, a pesar de ser españoles, quedaron maravillados por la cultura indígena, y relataban todo el maltrato que sufrían los indígenas a causa de los conquistadores.

El propósito de escribir La Edad de Oro a una audiencia infantil es con el propósito de que el niño se convierta en un hombre de bien, y las niñas se conviertan a un proyecto de mujer con morales y conciencia. Lazo menciona, “La poesía viene espontáneamente de contenido y de la forma acariciadora de lo que del modo más natural se dice: Para los niños es este periódico, y para las niñas, por supuesto. Sin niñas no se puede vivir como no se puede vivir en la tierra sin luz” (Lazo XXVI). Lazo menciona como Martí describe que la formación desde pequeños es importante. Sin dejar a un lado las niñas. Los pequeños serán el futuro del mundo por lo tanto hay que instruirles morales desde muy pequeños. “La Edad de Oro, el P. Las casas, Bolívar, cuya justa, admirable evocación se convierten en el medio para hacer encarnar en humanísimos personajes la austera mora– embellecida por su grandeza– del deber y de la honra valiente y pura” (Lazo XXVII). Esta revista es para enseñar a los niños ser personas ideales, que se preocupen de la comunidad y que se sientan más orgullos de su cultura.

Es muy interesante como Martí estuvo muy activo durante su vida tratando de concientizar a la comunidad mediante sus obras literarias y su participación en la política. Además, escribió La Edad de Oro, para formar a los niños como proyectos de hombre y mujer. En el poema “las Ruinas Indias”, Martí trata de enseñar a los pequeños de la historia de la América como fueron sus ancestros, así como también trata de hacer que los niños aprendan a apreciar y a sentirse orgullosos de sus orígenes, y enseñarles como la historia a través de muchos años se ha visto de una manera diferente. Es decir, nosotros fuimos enseñados que el termino conquista era correcta cuando en realidad solo se está siendo utilizada en el punto de vista europea y no se estaba tomando en cuenta el punto de vista de los americanos. Disfruté mucho haciendo este ensayo final porque aprendí mucho del autor cubano José Martí. Antes de tomar esta clase jamás había escuchado hablar de él, para ser honesta. Y después de haber hecho mi segundo examen, el cual consistía en una reseña, me encontré con este autor, la verdad me fascinó mucho su historia y la forma en que escribe sus ensayos, crónicas y poemas.  Además de que es un excelente escritor defendió cuba y lucho hasta su último día de su vida para lograr la independencia de Cuba. Muy pocas personas son capaces de llegar hasta este punto. Martí me ha despertado el interés de seguir leyendo sus obras y de empezar a ser una mejor persona, en relación con ayudar a las personas.

_________________________________________________________________

Este texto y este portal es posible gracias al patrocinio de las comunidades mexicanas, chicanas y latinas de Estados Unidos y de la zona fronteriza con México; para continuar nuestra labor cultural en español, apreciamos su donativo vía Pay Pal, muchas gracias!

Obras Citadas

Garganigo, John F. “Modernismo”. Huellas de las literaturas hispanoamericanas. PrenticeHall, 2002. 42, 216.
Lazo, Raimundo. “El hombre y el niño”. José Martí sus mejores páginas. Porrúa. México 1999. XXV-XXVII
Martí, José. “Las ruinas indias”. La edad de oro. Voces de hoy. Miami, USA. 2015. 93-105
Olivio Jiménez, José. “La personalidad literaria y humana de José Martí”. José Martí  ensayos y crónicas. Catedra. Letras Hispánicas. 2004 Fuenlabrada, Madrid. 11

 

 


comenta

Deje un Comentario

Escriba el texto de la imagen

 

Derechos Reservados. Copyright 2010
- Número de Visitas desde 22 de agosto de 2010: 1,661,414
- Últimas 24 horas: 366