Día de Publicación: 
Enviar a: 
  .
Compartir en:
  

POESIA

María de los Angeles Ortega, quien escribe poesía desde la adolescencia, no necesita el refugio de la luna y meditar metáforas profundas para lanzar su mensaje. Porque La inocencia pasa volando, (www.orbispress.com) su primer poemario, es un torrente de versos que semeja al flujo de vida de un pueblo trabajador, migrante, hispano mexicano. Con la sensibilidad de las vivencias, sus poemas se concentran sin embargo en quienes más sufren los golpes sociales: las mujeres y los infantes, fuente de su creatividad. María de los Angeles, así, es una especie de cronista de lo real, de seres que transitan por la vida y que ahora lo hacen, sin tantos retoques, en este poemario apasionado y lírico.

LA INOCENCIA PASA VOLANDO

Por María de los Angeles Ortega

VOLANDO PASO LA INOCENCIA

Volando pasó la inocencia.
Volando en suspiros de niñez callada.
Le inventé cuentos y leyendas de príncipes
y reyes, de héroes marinos, de ecos del mar.
Llené la imaginación de sueños,
dejé que el viento trajera olores delirantes
y cánticos suaves,
imaginamos carruajes de esplendorosa belleza
para después borrarlos con tu aliento.
Volando pasó la inocencia.
Abrió sus ojos como pétalos de rosa y creó
espinos.
Volando pasó la inocencia creando burbujas de
hiel y sal.
Se han esfumado los sueños,
la niñez no volverá a creer en cuentos y leyendas.
Se ha marchado la inocencia y ahora sólo nos
deja
momias secas que no volverán a tener juegos
en la imaginación.

COMO SUFRE MI PUEBLO

Hoy mi corazón se va, se entrega a mi pueblo,
mi raza que lucha en la pobreza
a veces mendigando unos pesos.
¡Caritas hambrientas esperan en casa,
cuerpos desnutridos, puro hueso!
Callados, sin esperanza a lo que vendrá,
un pedazo de pan acaso conseguirá,
a lo mejor tortillas y quizá frijol,
¡un privilegio que otros no tendrán!
Los ojitos tristes,
con estómagos doloridos de hambre,
¡hoy otra vez no cenarán!
¡Y dónde están las riquezas de mi patria! ,
esta tierra hermosa que frutos nos da.
¡Dónde está por lo que tantos héroes
lucharon y murieron!
¿Quiénes con sus corazones endurecidos
de maldad se las han llevado?
Porque son pocos los privilegiados
y aún así te preguntas tú, el rico,
¡el que tira y se harta!,
tu enojo y desprecio se te nota
al mirar a los niños de la calle de todos olvidados.
Te molesta el mendigo en las esquinas
y yo me pregunto:
¿quién se llevó nuestras riquezas?
¿y por qué la justicia de los pobres se ha olvidado?

BELLEZA PASAJERA

Eras bella, hermosa
y por jugadas del destino la belleza se ha esfumado.
¿Tendrá sentido la vida?
¿volverás con el orgullo a delatarte?
¿te enseñará algo este cruel amigo?
Vagando solitaria vas sobre el prado,
enajenada sin el átomo de luz en la mirada,
la brillante aurora y el sonido cantarín
doloroso sonar a tus oídos.
Por ahí sólo vas esperando compasión y olvido,
los golpes de la vida son a veces claros y precisos,
enfocados en bellezas terrenales sólo dejarán
dolores y heridas no cabales,
perdiendo para siempre las bellezas celestiales.
Los golpes recibidos quizá nos sirvan
de experiencia para volvernos más humanos
y no sólo maniquíes de inherte belleza
de los que hoy en día recorren los caminos terrenales.
Amiga, la belleza exterior no cuenta,
pues sólo es el vestuario del humano,
que esconde el sentir verdadero a veces
sin compasión por el hermano.
La fealdad con su vestuario engañó a la belleza
y a veces nos da a todos sorpresas, no te guíes por
el ojo engañoso de un maniquí de fría e inherte
belleza.
Abre tus ojos a la real belleza,
recuerda que los golpes traicioneros del destino
son implacables y al final sólo nos dejan arrugas
y deformes cuerpos. Sin embargo,
ahí es donde está la belleza del ser humano.

MUJER

Mujer,
mira que Dios te ha dado el poder del amor.
De tu vientre han salido flores,
de tus manos las caricias
y de tus labios los murmullos suaves,
cánticos tiernos y coloridos suspiros
como las más bellas flores.
De tus ojos han brotado ríos tranquilos,
has soltado tu alma enredada en hilos dorados,
has formado sueños
y remendado pequeños corazones lastimados.
Mujer,
te has encargado de crear con tus manos
caricias y castillos rosados,
tejiendo con amor la manta
que cubrirá sueños
y cobijará con ternura la melancolía,
protegiendo, con entereza,
contra la osadía de los que atreverse
un día querrán cortar los hilos de la ilusión.

Contacte a la autora:
mholguin@tempeschools.org


  1. 1 Trackback(s)

  2. Sep 27, 2010: CULTURAdoor » » Culturadoor 49
comenta

Deje un Comentario

Escriba el texto de la imagen

 

Derechos Reservados. Copyright 2010
- Número de Visitas desde 22 de agosto de 2010: 1,859,381
- Últimas 24 horas: 102