Día de Publicación: 
Enviar a: 
  .
Compartir en:
  

CULTURA EMPRESARIAL

Con cerca de veinte años en el oficio, Hernández es protagonista directo del impactante crecimiento de la herbolaria mexicana en Arizona en donde, incluso, los propios anglosajones acuden a las yerberías. “El problema no es la competencia sino los charlatanes”, revela en esta entrevista quien en su natal Oaxaca aprendió prácticas de curación naturales.

El experto herbolario José Hernández. Foto: Culturadoor

Los migrantes mexicanos y latinosen general transportan suscostumbres y prácticas culturales hacia la sociedad norteamericana que las adopta tarde o temprano como parte de su vida cotidiana. Así sucede con las hierbas curativas y remedios naturales, forma alternativade medicina practicada tradicionalmentepor los latinos y que poco a pocopenetra en la nueva sociedad. El Valle del Sol de Arizona, no sólo registra la presencia de yerberías sino que proliferan interesando ya al mismo anglosajón y representando una importante fuente de empleo y derrama económica. Igualmente, reproducen prácticas medicinales y culturales que brindan seguridad, estabilidad emocional y refuerzan la identidad.

Ante la competencia y a veces surgimiento de los llamados “charlatanes”, mantener operando este tipo de establecimientos requiere conocimientodel ramo, de las formas de medicina alternativa y una profunda vocación y disciplina; además, hay que poseer no sólo habilidad empresarial, sino sentir interés por el prójimo y sus necesidades. Estas características, entre otras, se encarnan en el maestro José Hernández quien lleva operando durante casi 20 años establecimientos de este tipo, el más reciente llamado De Gabriel Yerbería ubicado en Glendale, Arizona, para comodidad del consumidor del resto del Valle del Sol.

VIVIR DE LAS HIERBAS

Originario de Montoya, Oaxaca, México, donde la naturaleza es pródiga y benigna ofreciendo variedad de plantas, climas y terreno fértil, Hernández creció ahí despertando su vocación medicinal y espiritual. Heredó también conocimientos antiguos y familiares, sobre todo de su abuelamaterna, mujer fuerte, sabia, amante de la verdad y partera reconocida por su conocimiento de las plantas medicinales en suelo oaxaqueño. “Por ella aprendí sobre prácticas espirituales, no sólo dehierbas, y empecé a amar la naturaleza. Estoy en este negocio porque me encanta, es mi vocación y lo que siempre he querido hacer”, confiesa para luego recalcar que no incursionó en este oficio por mero accidente. “No soy un improvisado, Oaxaca realmente lo traigo dentro de mí. Me identifico mucho con su tierra, sus hierbas y con mis indígenas mixteco-zapotecas, son mis raíces”.

Así, en su terruño, combinando estos conocimientos con su empleo de maestro de primaria, Hernández se forjó una disciplina y un sentido de la responsabilidad que le quedaron chicas en su pueblo natal. Fue entonces que emigra hacia Arizona en donde, como sucedea muchos recién llegados, se coloca en trabajos de restaurantes para sobrevivir hasta que ingresa al ramo de la herbolaria en un negocio de prestigio donde laboró durante un año. Posteriormente,inició su propio camino y logra abrir en El Mirage, Arizona, su primera yerbería a la que llamó Yemallá la cual funcionó durante más de 15 años. La pujanza de este primer negocio le hizo recibir propuestas de compra hasta que finalmente la traspasó. “Gracias a Dios y al trabajo constante, fui teniendo aceptación y logré abrir otra yerbería; pero de ninguna manera estoy en un ramo superior a los demás aunque me siento muy satisfecho”.

Y ahora, el nuevo local de De Gabriel rebosa de novedades, de surtido, de acomodo de productos y anaqueles, como preparando un rápido crecimiento en lo que se capta ya es un negocio pujante. El ajetreo es constante, tanto de clientes, llamadas telefónicas como empleados por lo que José Hernández prefiere realizar la entrevista en su estudio donde ofrece consultas medicinales y de orientación espiritual. Es un recinto impecable, aroma de flores frescas y altares que emanan luz y tranquilidad, y su escritorio limpio como un cielo despejado. Confiesa entonces que parte de su éxito es no sólo pensar en las ganancias sino en buscar la satisfacciónde resolver las enfermedades y problemas espirituales de sus clientes, “de mis mexicanos que me agradecen cuando resuelven sus problemas de alta presión, de debilidad corporal o de fertilidad. Gente que te encuentras en la calle y te lo agradece, esa es la mejor satisfacción”.

VAN A LA RAÍZ

Hernández considera que la población sigue acudiendo a las hierbas y remedios caseros porque van directamente a la raíz de las enfermedades, a deferencia de la medicina tradicional que va hacia los efectos y produce enocasiones daños secundarios. “Para mí es muy importante la naturaleza pero respeto lo tradicional, jamás le digo a un paciente con cáncer que deje su tratamiento de quimioterapia. Lo natural es sólo otra alternativa. El paciente acude al doctor regular porque quiere un alivio rápido pero cuando ya se sienten desahuciados buscan la medicina natural, los tes, las hierbas, los remedios. Y claro, por supuesto, el mexicano, el latino busca la herbolaria porque también es un factor cultural muy fuerte, las familias lo hacían y ahora hay jóvenes que lo continúan, incluso me piden remedios o imágenes porque la abuelita las usaba, tienen fe y les funciona”.

En cuanto a la proliferación de yerberías en el área de Phoenix, Hernández confiesa que no le representan competencia. “Nunca he pensado que soy más competente que los demás pero tampoco siento que tengo competencia. Mira, lo que cuenta es el respetoal cliente, la forma en que lo atiendas”. Hay muchas yerberías que sólo les interesa la ganancia; yo prefiero tener cien personas que gasten $2.45 y regresen por el buen trato que alguien que compre $60 y venga una sola vez. Además, ayudamos a cómo aliviar sus problemas espirituales, que tengan una vida y paz interna, a que sepan cómo canalizar sus energías. No ofrecemos sólo remedios yya. Estoy en lo personal constantemente estudiando, por ejemplo sobre el manejo de energía, técnicas y curaciones chinas, el feng shui, el conocimiento y dominio de otros planos que manejamos los que nos dedicamos a la espiritualidad”.

Prepararse es vital porque, reconoce, existe una gran necesidad de educar, a veces la ignorancia llega al extremo de que una simple úlcera gástrica el paciente la interpreta como un mal espiritual o embrujo. Por eso existe demasiada charlatanería—denuncia— gente sin escrúpulos que se aprovechan del árbol caído, del enfermo, del dolor humano y su ignorancia. Hay que tener cuidado con todo esto y seguirnos preparando”.

ANGLOS YERBEROS

Cuestionado sobre la reacción de los anglosajones al consumo de hierbas y remedios naturales, confesó que tienen un interés fuerte y que existe una clientela permanente y creciente. Incluso artistas reconocidos se interesan por las hierbas, la medicina y la nutrición natural así como la limpieza espiritual. “Tengo bastantes gringos curiosos por aprender ritos para limpieza espiritual, se interesan por las prácticas que hacen los nativo americanos como las tradicionales de Oaxaca, que yo llevo a cabo, a fin de que el espíritu tenga tranquilidad”.

Ampliando sobre el tema, consideró que ni el vivir en el país más tecnificado del mundo ni la vida materialista, disminuyen el interés por las prácticas alternativas de curación y relajamiento. “Estamos en una etapa de regreso a lo natural, prolifera la aromaterapia, la gente vegetariana, la búsqueda de remedios naturales y de alivio mental. “Y que bueno que sea así, los seres humanos nos estamos destruyendo, queremos dominar y tener más, acudimos a cosas difíciles y complejas cuando a veces la sanación la tenemos en nuestras manos”.

Hernández, además de empresario, es un ser preocupado por la comunidad y lo manifiesta al atender a toda la clientela sin importar su condición económica; es un entusiasta de las artes, la lectura y sensible a lo social, sobre todo de los hispanos, los mexicanos, a quienes considera sumamente “inteligentes y trabajadores, siempre ingeniándoselas para salir adelante, creando negocios de la nada”.

Y él mismo es un buen ejemplo puesto que en su afán de servir abrirá una oficina de asesoría y servicios legales, una clínica de aromaterapia y de masajes relajadores además de nuevas sucursales de su yerbería en Mesa y Scottsdale, siempre contando con el personal capacitado y conocedor de la medicina natural y alternativa. “Y para lograrlo—aconseja—hay que actuar con humildad, sino no nos desarrollamos, hay que practicar el amor espiritual y tener buen corazón. A veces se presentan muchas dificultades, sobre todo cuando recién llegamos, no hay que dejarse caer, debemos estar fuertes, esta nación da grandes oportunidades por lo que no hay imposibles”.

Contacte a José Hernández: Tel. (623) 583-9090



3 Comentarios a “José Hernández, la vocación de las hierbas”

  1. Por: veterinary medicine en Nov 11, 2010

    Do you people have a facebook fan page? I looked for one on twitter but could not discover one, I would really like to become a fan!

  2. Por: manuel en Nov 11, 2010

    Look for “Culturadoor” in facebook, we have a fan page there…Thx for your interest!

  1. 1 Trackback(s)

  2. Oct 3, 2010: CULTURAdoor » » Culturadoor 51
comenta

Deje un Comentario

Escriba el texto de la imagen

 

Derechos Reservados. Copyright 2010
- Número de Visitas desde 22 de agosto de 2010: 1,859,279
- Últimas 24 horas: 55